Enseres e insignias

PATRIMONIO PROCESIONAL

Bandera Pontificia

Bandera Pontificia
Bandera Pontificia

Representa uno de los títulos que ostenta la Archicofradía, el de Pontificia. El carácter pontificio lo adquiere la corporación en 1793 de parte de Su Santidad el Papa Clemente XIII. Ese año, el romano pontífice distinguió a la hermandad de manera destacada, otorgándole mediante bula toda una serie de indulgencias y privilegios en forma de premio espiritual, para quienes venerasen la Expectación del parto de María Santísima en la sede canónica de la corporación en los días de la festividad. No obstante, la Archicofradía lo ostenta en el título sólo desde el siglo XX y la insignia comenzó a figurar en el cortejo procesional a comienzos de la década de 1980. Se trata de una insignia incorporada a la Estación de Penitencia con motivo del aumento de hermanos nazarenos y la necesidad derivada de crear tramos separados por nuevas insignias.

Consiste en una pieza de raso de seda que reproduce la bandera del Estado Pontificio Vaticano con los colores amarillo dorado y blanco. En su centro campea el emblema heráldico de Clemente XIII, timbrado de la tiara papal y con el lema CLEMENS XIII P.P. MDCCXCIII todo ello bordado en hilo de oro a realce y sedas de colores por el taller propio de la Archicofradía en 2006 con el diseño de Pedro M. Martínez Lara y la dirección de José Manuel Lozano. Por lo que respecta al asta, realizada en metal plateado y repujado en el taller de Manuel de los Ríos en 1982, con diseño de Carmelo Martín Cartaya, siendo el remate una O mayúscula timbrada por la tiara pontificia con las llaves de San Pedro.