Caridad

Caridad

La actividad que se ejerce desde la Bolsa de Caridad, se puede definir como el conjunto de acciones de carácter social y de ayuda a la persona necesitada, que se llevan a efecto desde la Diputación de Caridad, ésta se divide en dos ramas, una de ellas la que se genera a través de la clásica atención de las Bolsas de Caridad y otra es la obra social concreta de nuestra Hermandad, que es el Proyecto: Esperanza y Vida.

Las actividades de ambos, llevan trayectorias paralelas, específicas de cada uno de sus cometidos, aunque todo bajo el criterio común que marca el órgano de gobierno de la Hermandad y que ejecuta el responsable de la Diputación de Caridad.

La BOLSA DE CARIDAD DE LA HERMANDAD DE LA O está a su vez dividida en el “Proyecto Ignacio Gómez Millán” y en la “Participación y Ayudas a Otras Entidades Sociales”. Se nutre de la aportación de la Mayordomía de la Hermandad y así mismo cuenta con ingresos específicos tales como colectas de las misas de Hermandad, velorios, donativos…etc.

(El Proyecto: ESPERANZA Y VIDA se analiza aparte en la zona web de la misma).

Proyecto Ignacio Gómez Millán

Dentro de este Proyecto, la Diputación de Caridad centra sus esfuerzos en la atención a los peticionarios que acuden a la Hermandad, cuya solicitud es analizada cuidadosamente para encauzar directa o indirectamente la solución más adecuada al problema planteado. Se atienden en sus necesidades a hermanos, feligreses y de manera puntual a personas de otras zonas de la ciudad.

La atención suele consistir en pagos de facturas, sobre todo de recibos impagados de luz y agua, con apercibimiento del corte del suministro, así como pago de atrasos de alquileres.

En el apartado de alimentación, por un lado se emiten tarjetas para la compra en el Economato benéfico de Triana SAV (Servicios Asistenciales Vicencianos) y por otro se reparten lotes de comida y otros productos del hogar de manera periódica, procedente principalmente del Banco de Alimentos y al que se le suma otras donaciones de entidades y asociaciones como Fundación Cajasol, Fundación MAS, Asociación de mujeres “Entre dos orillas”, etc., así como los alimentos entregados por los hermanos en la Operación “Una papeleta = Un kilo” que se desarrolla durante los días del reparto de papeletas de sitio.

Participación y Ayudas a Otras Entidades Sociales
Participación en otras entidades

La Hermandad pertenece como patrono a la Fundación de Hermandades del Viernes Santo Tarde, así como al Centro de Orientación Familiar (COF) de Triana. Por lo que aporta recursos económicos en ambas entidades y participa en las reuniones de carácter general informativo y de organización que estas realizan.

Fundación de Hermandades del Viernes Santo Tarde

Su labor es atender domiciliariamente a personas mayores y enfermos, ayudándoles en las tareas que cada caso especifico demanda.

Centro de Orientación Familiar (COF) de Triana

Asiste y asesora a familias y matrimonios con dificultades conyugales y de convivencia.

Ayudas a otras entidades sociales

La Bolsa de Caridad sigue implicada en la ayuda económica a diversas instituciones de carácter social y asistencial de nuestro barrio como el Comedor Social gestionado por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, o el Asilo Nuestra Señora de la Consolación de la Fundación Carrere, así como la atención al Proyecto Fraternitas.

Comedor Social de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl (Cocina Económica Nuestra Señora del Rosario)

El Comedor atiende durante el año, cerca de cuatro mil acogidas, con cerca de doscientas comidas diarias, así como un ropero de entregas de ropa y zona de aseo personal.

Asilo Nuestra Señora de la Consolación de la Fundación Carrere

Asilo de carácter social que se dedica a acoger a personas mayores necesitadas.

Proyecto Fraternitas

Es el proyecto de acción social conjunta de las hermandades de nuestra ciudad, en el Polígono Sur.

Además, entre otras colaboraciones puntuales se pueden mencionar la organización de la Mesa petitoria atendida por hermanas para la cuestación anual de la Asociación Española de Lucha contra el cáncer.

Para hacer frente a todo lo expuesto, la Bolsa de Caridad obtiene sus ingresos de las colectas de las misas de hermandad, los dos velorios existentes en el templo, así como los donativos que se le entregan y finalmente la Mayordomía ingresa las cantidades necesarias para cubrir sus necesidades y hacer frente a los pagos que se generan.