22 De Febrero: Cátedra de San Pedro

San Pedro (Roma)
San Pedro (Roma)

En la antigua Roma, la cátedra era el lugar donde se sentaban las personalidades más notables: los magistrados, los funcionarios o los docentes. Los cristianos reservaban la cátedra a las altas autoridades eclesiásticas.

La Cátedra de San Pedro es, según la tradición, el trono que el senador Pudente donó al Apóstol para que ejerciese en Roma sus facultades como pontífice. Simbolizaría pues la posición preeminente del papa -heredero de San Pedro- sobre toda la cristiandad.

La Cátedra de San Pedro es también símbolo de la doctrina católica sobre la sucesión y la autoridad del episcopado, fundamentada en el mandato de Cristo a San Pedro y a sus sucesores romanos.

La obra de Bernini se encuentra en el presbiterio de la Basílica de San Pedro, enmarcada por pilastras. En el centro se sitúa el trono de bronce dorado, en cuyo interior se encuentra la silla de madera y que se decora con un relieve representando la «traditio clavum» o «entrega de llaves».

El trono se apoya sobre cuatro grandes estatuas, también en bronce, que representan a cuatro Padres de la Iglesia, en primer plano San Agustín y San Ambrosio, para la Iglesia latina, y San Atanasio y San Juan Crisóstomo, para la Iglesia oriental.

Por encima del trono aparece un sol de alabastro decorado con estuco dorado rodeado de ángeles que enmarca una vidriera en la que está representada una paloma de 162 cm de envergadura, símbolo del Espíritu Santo. Es la única vidriera coloreada de toda la Basílica de San Pedro.

La Cátedra de San Pedro
La Cátedra de San Pedro (Bernini – Roma)