¡Un año más, seguimos apostando por la familia! Al principio existía la familia, y la familia estaba junto a Dios

Director Espiritual

Antes del Estado y de los Estados.

Antes de las monarquías y las democracias.

Antes de las Naciones Unidas, de la Unión Europea, del Fondo Monetario Internacional, el Banco central europeo y el Club Bilderberg.

Antes del marxismo y del feminismo, de Sartre y de Butler, de Nietszche y de Freud, y de las activistas de Femen.

Antes de las Universidades y los ministerios de Educación.

Antes de Soros, de Rockefeller y de Bill Gates.

Antes de las leyes y de los medios de propaganda.

Antes de las ideologías (de género y otras) y de los totalitarismos.  

Antes, mucho antes, existía la FAMILIA.

Al principio, existía la Familia, y la familia estaba junto a Dios…

Al principio, y antes del principio, Dios era y es una Familia.

Por eso no podrán destruirla, aunque se esfuercen e inviertan tiempo y dinero (por cierto, de todos).

Por eso la familia sigue siendo vital, indispensable, insustituible, necesaria.

Por eso todos los sistemas que conspiran contra la Familia conforme al designio de Dios están condenados al fracaso, tarde o temprano.

Por eso defendiendo a la familia de su destrucción o falsificaciones defendemos al “hombre mismo” (que es decir, defender igualmente tanto al varón y como a la mujer).

(Nota: el lenguaje inclusivo que nos quiere imponer la ideología de género no está aceptado por la RAE porque confunde sexo y género. Lo primero es “una condición orgánica de un ser vivo” mientras que lo segundo “es una propiedad de los sustantivos y de algunos pronombres”. El problema reside en confundir “la gramática con el machismo”).

Por eso amamos y aceptamos a toda persona, y recibimos y queremos cuidar como Iglesia a todas las familias, en la situación que hoy estén pasando.

Por eso seguimos defendiendo y proponiendo, testimoniando y promoviendo la única familia diseñada por el Creador: un hombre y una mujer unidos en matrimonio indisoluble junto con sus hijos.

Esa familia está grabada no sólo en el mensaje de la Sagrada Escritura, sino en lo más íntimo del corazón y la mente humanos y en la configuración de los cuerpos masculinos y femeninos (lo que denominamos ley natural).

Esa familia es la clave de la vida, de la prosperidad, de la felicidad del hombre y del mundo.

Esa familia es -también hoy- sacramento del Dios Uno y Trino que sostiene y da sentido a la historia.

Salvemos la familia, aunque hoy recibamos ataques y seamos acusados de intolerancia por los intolerantes.

Salvemos la familia, aunque en nuestro día a día no siempre logremos vivirla en plenitud.

Salvemos la familia, y dejemos que la Gracia y la Verdad de Jesús sanen y renueven nuestro mundo.

(Ampliado de un artículo del P. Leandro Bonnin en Infocatólica)

Te lo pedimos a Ti, María Stma. de la O, Reina de la familia.

¡A todas las familias feliz y bienaventurado año nuevo 2019!

José Antonio Jiménez Hidalgo

Director Espiritual de la Hermandad de la O

Sagrada Familia
Sagrada Familia