Crónica del comienzo del XIII Ciclo Formativo, María de La O, Sagrario Vivo.

La Virgen de La O es la Esperanza confirmada, es María Expectante ante el parto de Jesús.

Así daba comienzo a este nuevo ciclo formativo organizado por las HH penitencia de Triana-Los Remedios. En la que N.H. D. José Luis Ruiz nos ha llevado por la historia de la advocación de la Virgen de La O, Expectación nuestra.

Para dar a la maternidad de María la solemnidad que merecía , el X Concilio de Toledo instituyó la fiesta de la Expectación de Nuestra Señora en la infraoctava del Nacimiento de Jesús.

Esta fiesta de la Expectación del parto que forma parte del tiempo de Adviento cuando la cristiandad se prepara para la llegada del Mesías, reverdeció en el S.XIII y se difundió gracias al Camino de Santiago. Hoy se encuentra extendida por gran parte de España.

Entre el 17 y el 23 de diciembre se recitan en la Misa las Antífonas mayores, que comienzan con la letra O, de ahí la denominación popular de la Virgen de La O.

Y es en la naturaleza y en las formas de vida del vecindario del sector norte de Triana donde debemos buscar el origen del culto a Ntra Sra de la O. Una comunidad que desde los años finales de la Edad Media, tuvo por patrona a Santa Brígida, propiciadora de la fertilidad de los campos y del ganado, y vio como no pudo ser de otra forma, la mayor fecundidad espiritual en haber dado a luz al mismo Dios, como representa la Virgen de la Expectación.

Como finalización de esta interesantísima charla, nuestro hermano apostilló el tan importante hecho que nuestros antecesores desarrollaron, como fue vincular el culto a la Virgen con la Adoración al Santísimo Sacramento haciendo coincidir el Jubileo de las 40 horas con la fiesta de La O.

Queremos agradecer desde estas lineas a N.H. D. José Luis Ruiz su enriquecedora charla en la noche de hoy, esperando ansiosos los días en los que recemos las Antífonas y aguardemos al esperado “Ero Cras”…